Consejos de los embajadores de Parálisis supranuclear progresiva

1 consejos
0

La psp es una enfermedad que a la larga te impide hacer una vida normal. Es una enfermedad larga, muy larga y lenta. No vas a estar muy mal de un día para otro. El progreso de la psp es lenta y los síntomas van sobreviniendo uno detrás de otro.. Si estás al comienzo de la enfermedad has de vigilar con las caídas. A Ramón le sobrevenían en cualquier momento y en cualquier sitio. No le dimos la importancia que tenían pues eran una cosa aislada. De eso hará ya años. Luego cuando se le diagnostico vimos que significaban las caídas. No fueron una ni dos, fueron varias hasta que se rompió el cótilo, el codo y tuvo que ser ingresado. 1. Vigila con las caídas y con tu equilibrio. La enfermedad comienza a manifestarse por ahí. 2. Si no te sientes seguro al salir a la calle que te acompañen. Si te caes y te rompes algo, tendrás que recuperarte. 3. Quizá empieces a notar una cierta rigidez. La psp puede tratarse con levodopa, al igual que se trata a los enfermos de parkinson. En el caso de la psp este medicamento tiene una acción limitada sobre la enfermedad. Es bueno saber eso. 4. Si tienes dificultades para tragar líquidos cuando la enfermedad esté avanzada, prueba con los espesantes. El espesante puede conseguir varias texturas que puedes adaptar a la que necesitas. Si pones espesante al agua o a los zumos, los podrás tomar como si fuesen gelatina. ¡Mira que fácil! 5. Si ya tienes problemas para comer. Intenta hacerte purés o triturados con la textura que te vaya mejor. También los yogures, el petit suisse, las natillas pueden ser una buena solución. Y también alguna papilla. 6. Puede ser que la enfermedad te impida hacer el movimiento de ojos de arriba hacia abajo. Te puedes hacer unas gafas especiales. No te preocupes, todo está controlado. 7. Y si tienes problemas, porque parpadeas menos, no te olvides de las lagrimas artificiales para lubricar el ojo.

Publicado hace 9 meses Iñaki 270